APRENDER 2.0

julio 24, 2008

Como Piensa la Generación Google

Filed under: Uncategorized — Rodrigo Cetina @ 1:09 pm

“La escena era siempre la misma: los libros de texto permanecían completamente cerrados en la mochila, mientra que el portátil estaba abierto en su escritorio.”

Se trata de Catherine O`Brien, describiendo los hábitos de estudio de su hijo de 15 años en los días previos a sus examenes finales en su artículo para The Times titulado How The Google generation thinks differently .

niño lap

Continúa describiendo como su hijo tenía al mismo tiempo en la pantalla del ordenador un documento relacionado con la escuela, el Facebook y el iTunes. Además escuchaba un podcast en su iPod y tenía un vídeo pausado por la mitad en YouTube.

Ella pensaba que había hecho lo correcto al confiscarle la laptop a su hijo, hasta escuchar a su amigo Ben. “Él es un nativo digital; tu una inmigrante digital. Sus cerebros nunca estarán en el mismo circuito.“. Esa fue la respuesta de Ben.

El artículo nos cuenta que un nativo digital es aquel que ha crecido con la tecnología y un inmigrante digital es quien ha tenido que adaptarse a ella. (Ambos términos fueron creados por el futurólogo Marc Prensky).

O´Brien nos describe como la mente de su hijo y de todos los demás nativos digitales es increíblemente flexibe. “Absorben la información rápidamente, se adaptan al cambio y son adeptos a obtener la información de diferentes fuentes”.  Sin embargo, no duda en advertir el peligro que conlleva este cambio en la forma en que leemos y pensamos utlizando el término Trastorno por déficit de atención inducido por Internet.

Habla de como la tecnología facilita el acopio de información, pero no su análisis y entendimiento y expone lo que más le preocupa: “La experiencia con la que mi generación creció, de dejarse absorber por un libro y permitir que  su contenido vague por nuestra mente antes de formarnos un juicio, está en peligro de ser eclipsada por el nuevo orden mundial digital.

Google ha sido un regalo de Dios para mí como escritora. La investigación que antes requería arrastrarse por horas entre reportes y recortes, y días de llamadas a fuentes expertas, puede hacerse ahora a golpe de ratón.

La diferencia, sin embargo, es que, como un inmigrante digital, mi mente tiene las habilidades básicas de concentración, contemplación y construcción del conocimiento. Mi temor, y la razón para arrebatarle a mi hijo el portátil, es que la adquisición de dichas habilidades se está perdiendo como consecuencia del tirón de nuestro nuevo mundo en la Web 2.0″.

Los niños tienen la capacidad de asimilar el conocimiento rápidamente y además pueden aprender varias cosas a la vez a través de distintas fuentes. Internet permite precisamente eso. Sin embargo, ante tanta variedad, la posibilidad de aburriles es mucho mayor. Si algo no les  llama la atención, no les interesa de verdad, probablemente no le hagan ni caso.

Por supuesto, la respuesta no está en quitarle el portátil a los niños si no en aceptar que la tecnología está aquí para quedarse.

El reto para  educadores y padres es el asegurarse que esas habilidades básicas: concentración, contemplación y construcción del conocimiento fueran desarrolladas también por quienes son considerados nativos digitales. En clase también, el profesor debe de tener en cuenta e incorporar la tecnología de manera atractiva en el aula, de tal manera que pueda complementar la educación, haciéndola lo suficientemente atractiva para los niños y además, mientras se usan las herramientas digitales se pueda precisar que es lo que no se puede aprender con ellas, haciendo hincapié entonces en la enseñanza de esas habilidades. Ellos por si mismos pueden recopilar grandes cantidades de información, hay que enseñarles a analizarla y reflexionar sobre ella.

En un apunte final, contar que durante todo el tiempo que me ha tomado escribir esto (unos 35 minutos aproximadamente), he tenido abierta una pestaña con el Gmail (4 correos nuevos), otra con el artículo original de O’Brien, esta misma pestaña, un artículo de otra cosa, (el cual leeré ahora que termine de escribir), el wordreference (que he consultado tres o cuatro veces), este otro artículo que comenta también sobre el artículo de O’Brien, otra pestaña para escuchar musica a través de Musicovery (lo cual implica que de cuando en cuando daba click para ver quién era el que cantaba en ese momento cuando la canción no me resultaba conocida. He escuchado de todo desde Chopin hasta  Bob Marley), otra pestaña con una entrada en wikipedia sobre Neurodiversidad que aún no leo (descubierta mientras buscaba con motivo de este artículo información sobre el TDAH (para lo cual leí en tres páginas de internet), hice una consulta sobre una duda que tenía a través del messenger y recibí tres SMS. Tengo 27 años de edad.

O’Brien por cierto, apunta también en su artículo, que la conducta de “pasar por encima,” es decir, leer rápidamente, y por encima, valga la redundancia una página de internet, para luego “rebotar”, es decir hacer una nueva búsqueda después de mirar no más de tres páginas, no es exclusiva para los nativos digitales. Esta conducta también puede ser observada en profesores y conferencistas.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: