APRENDER 2.0

febrero 18, 2009

Los móviles en el aula

Según nos reportan el New York Times y el Seattle Times la Industria de Telefonía Móvil Norteamericana está haciendo lo que en la década de los ochentas se hizo con los ordenadores: vender los teléfonos a las escuelas como herramientas con valor educativo.

Esta semana, por cierto la misma semana que el Mobile World Congress de Barcelona, se celebró en la ciudad de Washington, D.C. una conferencia llamada Mobile Learning 09 organizada por la CTIA, una asociación de empresas de telefonía móvil. En dicha conferencia será presentada una investigación, (financiada por Qualcomm) en donde se demuestra que los llamados smartphones pueden hacer a nuestros estudiantes más inteligentes, mejorando por ejemplo sus habilidades para las matemáticas.  Aquí pueden ver detalles sobre la investigación, parte del proyecto K-Nect.

Dicen que la única diferencia entre un smartphone y una laptop está en que el teléfono es más pequeño, más barato y más deseado por los alumnos. También aseguran que con la ayuda de un software especial para aprender álgebra, la utilización de vídeos y de posts en redes sociales, un cierto grupo de alumnos logró una nota un 25% mejor en el examen final que los demás compañeros que no contaron con la tecnología para ayudarse con sus estudios.

Por supuesto, las quejas no han tardado en llegar, pues el teléfono móvil, como muchos sabemos, no es precisamente muy bien visto en las aulas por los problemas que crea: el invertir demasiado tiempo hablando o enviando sms entre los amigos; problemas con la intimidad de las personas y con el bullying; tonos, politonos, vibraciones y sonidos que interrumpen al profesor en clase; etc.

Además, todo el mundo sabe que si las compañías de telefonía móvil logran su cometido, el introducir los teléfonos como herramienta educativa, seguramente venderían millones y millones de unidades. ¿Son sinceras al decir que un teléfono móvil puede ayudar a los alumnos a mejorar su rendimiento académico? Aunque por otro lado, en su momento, hace tiempo, cuando las empresas que fabricaban ordenadores  y software decidieron captar como clientes a las escuelas, lo hayan hecho por dinero o por ayudar a la educación o ambas cosas, el resultado es que sí, efectivamente los ordenadores son hoy en día una herramienta innegablemente útil para la educación.

Bueno, pues ahí queda. ¿Pronto veremos los móviles en las aulas, como amigos de Profesores y ayudando a los alumnos a aprender mejor? Yo estoy convencido de que Internet ayuda a la educación si se utiliza correctamente, los terminales de nueva generación cuentan con acceso a Internet, y solo cabe pensar que este acceso será aún mejor en el futuro. Pero, ¿Realmente los móviles podrán sustituir a los ordenadores como herramienta para el acceso a Internet y a la educación? Hombre, no es que Word mejore la ortografía de nadie, pero al menos te señala los errores a la hora de escribir un texto, pero a la hora de escribir un SMS… los mensajes de mucha gente dan pena ajena, y no solo hablo de los niños y adolescentes que van a la escuela, también he visto atrocidades enviadas por niños de mi edad (nacido en los 80s) o incluso mayores.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: