APRENDER 2.0

septiembre 8, 2009

Usando Video Online en el salón de clases

Desde Edutopia nos llegan unos consejos para utilizar el vídeo online en el aula de clases, especialmente vídeos obtenidos de Youtube.

“Actualmente, muchos estudiantes esperan que la información les sea presentada de forma llamativa y entretenida, así que los vídeos pueden ayudar a captar su atención”, dice Larry Sanger, director ejecutivo de Watchknow, un sitio que recopila vídeos de contenido educativo.

He aquí unos cuantos consejos para utilizar el vídeo online en el salón de clases:

  • Limite sus búsquedas a fuentes de confianza. La mayoría de los grandes periódicos, museos, bibliotecas, estaciones de radio e instituciones tienen canales específicos en YouTube en donde recopilan sus contenidos. Búsque el nombre de la fuente en Youtube (por ejemplo, la PBS), y el canal de dicha organización aparecerá. De ahí, puede buscar exclusivamente entre el contenido de la PBS.
  • Mire el K-12 education group en Youtube. Profesores y estudiantes suben películas a este grupo, que contiene cientos de vídeos que tratan diversas materias desde como hacer un títere hasta metraje de una expedición al Titanic de 2004. (En Edutopia nos hablan de vídeos en inglés por ejemplo, una buena opción es buscar nuestros propios grupos en español, traducir nosotros mismos algún contenido con subtítulos. También se puede visitar TeleclipTV, que como ya hemos comentado tiene contenidos para niños).
  • Vaya a sitios exclusivos para profesores. Teachertube y WatchKnow reúnen miles de vídeos que provienen de educadores, Youtube y el resto de la red. En esencia, son centros de referencia de vídeos educativos que cubren muy diversas materias, ordenadas en categorías por asignaturas y nivel educativo. WatchKnow cuenta con un equipo de curadores formado por educadores y expertos en vídeo educativo que dan el visto bueno a los vídeos antes de publicarlos.
  • Al escoger los vídeos, prefiera los más cortos de duración. Esto le dará tiempo para discutir sobre lo que se ha visto y su importancia con respecto a la lección que se pretende enseñar.
  • Si va a utlizar Youtube, regístrese. Esto le permitirá crear una lista de reproducción o una colección de favoritos y podrá reproducirlos todos con un solo click. (Revise sus listas periódicamente, recuerde que Youtube borra contenidos sin previo aviso.)
  • Para aquellas aulas en las que Youtube está bloqueado, descárguese el vídeo en casa. Conviértalo al formato de su preferencia para después reproducirlo cuando desee. Youtube no permite descargarlos, pero una extensión tan sencilla como Downloadhelper de Firefox le permitirá hacerlo.
  • In classrooms where YouTube is blocked, download the video. Convert it to your playback format of choice.
  • Por último, recuerde que, aunque las leyes de Propiedad Intelectual de muchos países permiten el uso de clips de vídeo con motivos educativos dentro del salón de clases, la Ley no suele ser del todo clara. Si usted tiene dudas, consulte con un experto.

(Vía Edutopia.)

septiembre 3, 2009

25 recursos de la Web esenciales para doctorandos

El sitio How to Live nos sugiere 25 sitios útiles para doctorandos, investigadores y científicos.

  1. FindaPhD.com. Foro dedicado a estudiantes de postgrado. Un buen sitio para enterarse de que oferta educativa hay por ahí y ponerse en contacto con otros estudiantes de postgrado.
  2. Google Libros. Se pueden encontrar libros científicos e incluso se puede citar de ellos. Por si no conseguimos algún libro en la biblioteca o simplemente no podemos ir.
  3. Bookfinder.com. Otro buscador de libros. Muy completo.
  4. Mynoteit. App para poder tomar notas de lo encontrado navegando por la red.
  5. Scirius. Es un buscador que solo busca entre artículos y bases de datos de índole científica.
  6. PhdData.org. Un sitio cuya meta es recopilar todas las tésis doctorales existentes.
  7. Easybib. Organizador online de bibliografía.
  8. PhdJobs. Sección de Monster dirigida a doctorandos y Doctores en busca de puestos de trabajo.
  9. Google Docs. Para poner nuestros documentos online y compartirlos.
  10. Tadalist. Una lista de tareas online. Para organizar mejor nuestro tiempo.
  11. PhdComics. Porque también hay que distraerse (y reírse de uno mismo). No se si yo seré demasiado friki, pero con este me he partido. Hay tantas cosas que son verdad…
  12. Google Reader. Para estar bien informado y seguir los sitios que nos interesan. Yo lo tengo de página de inicio, es muy útil.
  13. Research Channel. Portal que ofrece vídeos enfocados a la ciencia e investigación.
  14. Wikipedia. Tiene fama de no ser muy fiable. Pero puede servir para orientarnos y encontrar links que nos sean de utilidad.
  15. Web del MIT. Base de datos con toda la investigación del Tecnológico de Massachussets.
  16. Eduforge. Suerte de red social para compartir la investigación científica.
  17. SuTree. Un sitio de esos de “do it yourself”. No se muy bien que pinta en la lista, pero algo se puede aprender a parte de dolbar una camisa en 2 segundos… supongo.
  18. Wridea. Para compartir tus ideas.
  19. Lecture Hall. Conferencias y clases a nivel de postgrado. Muy bueno. De la Universidad de Texas en Austin (una de mis favoritas.)
  20. University Channel. Compendio de clases y conferencias en audio, vídeo y texto de la Universidad de Princeton.
  21. Backpackit. Un organizador muy eficiente. Yo lo estoy utilizando desde ya.
  22. Mindmaps. Un creador y organizador de mapas mentales. Para intentar ordenar el embrollo en nuestras cabezas. Yo ciertamente necesito algo así.
  23. Varios sitios que contienen datos y estadísticas que nos pueden ser útiles.
  24. Paper of Record. El más grande archivo periodístico en la red.
  25. Refbase. Una base de datos de citas.

En la parte de abajo del post original hay unos cuantos recursos más que vale la pena mirar.

Yo hecho en falta, TED, un buen sitio para inspirarse y descubrir nuevas ideas, Academic Earth un gran sitio para ver vídeos de conferencias y clases de muchas universidades, sobre todo estadounidenses y Google Scholar, el buscador especializado en papers académicos de Google.

diciembre 12, 2008

¿Qué edad tiene un nativo digital?

Filed under: Editorial, Educación — Etiquetas: , , , , — Rodrigo Cetina @ 6:38 pm

Tengo 27 años. (20.12.1980, osea que estoy a escasos días de pasar por la espada de los 28). Los primeros aparatos electrónicos que recuerdo son dos; una videocassette Beta marca Toshiba (que incluso recuerdo, llevaba una impresión con los anillos olímpicos que decía Los Ángeles 1984), enorme, y de color plata. ¿Una película? El Imperio Contraataca en inglés, idioma que aún no conocía, como tampoco sabía leer (eliminamos la opción subtítulos entonces), recuerdo que preguntaba a mi padre que era lo que decían (Papá, perdón si no te dejé ver la película en paz) . El otro aparato electrónico, un ordenador conectado a una pantalla monocromática, cuya única utilidad, según recuerdo, era, previa introducción de un comando por mi padre, al escribir letra por letra y con la lentitud (o quizás velocidad) de un niño que comienza a leer, mi nombre, lo reproducía en forma de escalera hasta que cubría toda la pantalla.

Pregunté el otro día a mi padre aproximadamente cuando fue esto y me ha respondido con el siguiente texto, el cual, no sin antes darle las gracias, reproduzco aquí abajo:

A ciencia cierta, no sé porqué de mi tempranera fascinación por las computadoras.  No fueron los videojuegos, dado que nunca me interesaron. Es más factible, que haya estado en relación con mi actividad profesional, soy médico, pediatra.

Las primeras que llegaron a mi localidad en el estado de Yucatán, en el sureste de México (alrededor de 1984) eran la Commodore C64 con 64 kb de memoria RAM, que conectamos a un televisor y junto con otro colega, iniciamos en Basic, un  pequeño programa para recabar el historial médico de los pacientes que usábamos en el consultorio y que,  como consecuencia natural, me facilitaba la recolección  de datos estadísticos, que  recopilaba con fines de investigación médica y de docencia.

En ese entonces, solo nosotros, en nuestra pujante ciudad de provincia, que era y sigue siendo un lugar de concurrencia de pacientes de todo el sureste mexicano, un par de pediatras, las usábamos en el consultorio, para fascinación de los pacientes y algunas bromas de los otros médicos.

De ese momento, al crecimiento exponencial de los recursos informáticos, particularmente en medicina, ya se ha hecho historia. Sin embargo, no perdí la oportunidad de estar actualizado, leía revistas especializadas, en búsqueda de novedades, tanto en equipo como en accesorios, los cuales fui adquiriendo a medida que estaban a disponibilidad, con el paso del tiempo. Así es como, mis hijos crecieron con ellas en la casa, y cuando Internet se conectó en  el primer centro educativo de la ciudad de Mérida, donde vivíamos, junto con mis 2 hijos, busque la oportunidad de “navegar”. Entre el primer buscador   “Archie” y luego “Altavista” y  el actual “Google” hay un buen trecho andado.

Les comento que las primeras pruebas de internet por cablemódem (tecnología que transmitía la señal de internet a través del cable coaxial de la televisión), en nuestra localidad se hicieron en nuestro domicilio, como parte del trabajo de mi hija, en aquél entonces, para una empresa de internet.

Actualmente, no se piensa en la calidad de la atención médica, procesos diagnósticos, sin la informática; la educación en línea ya es de todos los días, un valiosísimo recurso. Acceso a literatura médica global y especializada, telemedicina, gestión de hospitales etc. Incluso los primeros términos de “informática médica” – aplicación de las tecnologías de computación y telecomunicaciones- se substituyó por “informática en salud” ya como una ciencia de la administración de la información para el cuidado de la salud.

Mi esposa se familiarizó con el lenguaje de los ordenadores, que se utilizaba comúnmente en casa. A ella le encanta “chatear” con su hijo, que vive al otro lado del mundo, revisa los periódicos digitales y lee regularmente su correo electrónico. A ambos hijos siempre les han resultado muy familiares estos temas y vean, mi hija (cuyo trabajo mencionaba antes), estudió una licenciatura en informática, y él, cursa el doctorado “El Derecho de la Comunicación en la Sociedad Actual” y está centrado en temas del audiovisual y los derechos de autor en el entorno de internet. ¿Nativos digitales?

Gregorio Cetina Sauri

Dr. Gregorio Cetina

Dr. Gregorio Cetina

Y los demás ¿A qué edad recuerdan fue su primer contacto con un ordenador? ¿O con internet? Recuerdo que la primera vez que busqué algo en internet fue la palabra “Superman”, recuerdo que fue en la Universidad a la que hace referencia mi padre, que tardó lo que ahora sería una eternidad en cargar, y que se trataba de algo así como una newsletter en cuyo encabezado venía la clásica “S”, hecha a vace de letras “X”, como cuando alguien hacía un dibujo basado en punto de cruz en una máquina de escribir.

Pd. De la Sigma Commodore, al parecer daremos paso a esto: http://gizmodo.com/5090366/g+speak-minority-report-gesture-ui-actually-made-by-minority-report-designer.

noviembre 28, 2008

Yappr: Practicando tu inglés a través del VOD

Filed under: Educación, Herramientas útiles, Mirando de Cerca — Etiquetas: , , , , , — Rodrigo Cetina @ 6:30 pm

Yappr.com es una comunidad online para gente que desea practicar su inglés. Su nombre proviene de la jerga en inglés “yap” que es el hablar insistentemente.

Tienen su sede en EEUU y están orientados a gente que habla varios idiomas, no solo el español. Su aplicación más atractiva es del invitar a practicar el inglés a través del Video On Demand. Cuentan con un player ad hoc que reproduce vídeos, de la más diversa índole, en su mayoría entrevistas, telediarios o vídeos musicales.

El player tiene la particularidad de que, además de los botones de play, pausa o retroceder, añade otros dos, creados para el fin específico de la práctica del idioma en cuestión. Uno es un botón que te permite repetir una frase en específico, si no has llegado a entenderla (hace un loop sobre dicha frase, funciona bastante bien) y el otro es un botón que te repite una determinada frase en un inglés más claro (en realidad, una lectura robot en voz alta). Además de eso, en una columna lateral, aparece el texto transcrito en inglés y en tu idioma natal para facilitar la comprensión del material y ayudarte también con la ortografía.

El diseño de la página es bastante ramplón. Ayudaría por ejemplo, que los vídeos pudieran estar agrupados por categorías, para encontrar más fácilmente un tema que se adecúe a nuestros fines. Aunque tiene un medidor de la dificultad del vídeo, de nuevo, sería necesario clasificarlos mejor.

También, otro problema que tienen es que admite absolutamente todo tipo de vídeos. Por supuesto, y está bien, permite que los usuarios suban sus propios vídeos, pero creo que una herramienta de educación debe de cuidar que tipos de vídeos suben a su página, siempre deben de ser los que sirvan mejor al fin que se quiere conseguir y creo que en la medida de lo posible deberían de ser cosas aptas para todo público. Por supuesto el sitio aún está en versión Beta y queda espacio para mejorar. Entre las opciones de compartir solo está por ejemplo el enviar por email, pero tienen intenciones de al menos hacer los vídeos descargables.

Por último, cabe aclarar que entre sus aplicaciones 2.0 está como ya mencionamos, el subir tus propios vídeos. Sin embargo, no es una herrami